Diferencias entre portero automático y videoportero

Si sigues con atención nuestras publicaciones, sabrás que podemos reparar tu videoportero en Valencia u ocuparnos de su instalación. En este post queremos ver las diferencias que separan a los porteros automáticos de los videoporteros. Sigue leyendo si quieres conocerlas a fondo.

 

Seguro que eres perfectamente consciente de que, a día de hoy, los porteros automáticos o interfonos tradicionales han sido desplazados casi totalmente por los videoporteros, unos aparatos que nos ofrecen las más diversas prestaciones, como por ejemplo poder manejarlos desde un dispositivo móvil como el teléfono o la tableta o poder grabar la imagen que registran. En Electro BB recordamos a nuestros clientes que decantarse por uno de estos sistemas es incrementar de forma exponencial la seguridad de nuestro hogar. Videoporteros de última generación Los videoporteros de última generación incorporan monitores extraplanos y garantizan el secreto de la comunicación entre cada usuario, algo regulado por ley y con lo que los profesionales del sector hemos de ser extremadamente cuidadosos. La gran ventaja de los videoporteros modulares es que se adaptan a cualquier tipo de comunidad, edificio o recinto residencial. Además, el sistema de autoencendido que incorporan muchos de estos aparatos nos permite vigilar lo que pase en la calle sin necesidad de estar activando o desactivando el videoportero.

 

Por otro lado, están empezando a dejarse ver videoporteros que incluso permiten atender a quien llama a nuestra puerta usando cualquier teléfono de la casa. Son, en definitiva, dispositivos de última generación que envían las llamadas de la puerta al teléfono de la vivienda, fijo o inalámbrico. Otras aplicaciones que están empezando a proliferar son las cámaras extras. Por ejemplo, si se trata de una vivienda unifamiliar pero, además de la entrada, se quiere vigilar lo que pasa en la zona de la piscina o el garaje. Los hay que, además de las funciones habituales, incluyen también botones para abrir o cerrar la puerta del garaje o subir y bajar las persianas. En resumen, te recomendamos aprovechar la oportunidad de cambiar de videoportero y ganar en seguridad dejando siempre la tarea en manos de profesionales como es nuestro caso.