Preguntas frecuentes dividendo digital.

[1] ¿Qué es el Dividendo Digital?

Es el proceso consistente en dejar libres algunos de los canales en los que ahora se emite la TDT, para que puedan ser utilizados para nuevos servicios de banda ancha, principalmente telefonía móvil, a través de cuarta generación (4G).

 

[2] ¿Es un segundo apagón?

No se trata de un segundo apagón. Se trata tan sólo de una reubicación de canales en la misma tecnología (TDT), a diferencia de lo que ocurrió durante el proceso de transición de la televisión analógica a la televisión digital, en la que el usuario dejó de recibir la programación en analógico. Además, en este caso, el usuario no tiene que cambiar su aparato de televisión, ni añadir decodificadores externos, para continuar recibiendo la programación.

 

[3] ¿Qué tengo que hacer si vivo en una vivienda unifamiliar?

En general, en las viviendas unifamiliares (chalets, viviendas rurales o casas individuales que no tengan instalación comunitaria), tan sólo tendrán que resintonizar su receptor de televisión o su decodificador.

 

[4] ¿Qué tengo que hacer si vivo en un edificio comunitario?

En el caso de comunidades de propietarios, dependerá del tipo de instalación comunitaria de recepción de televisión existente, por lo que cada comunidad deberá contactar conun instalador de telecomunicacionesinscrito en el registro del Ministerio de Industria, Energía y Turismo para que evalúe el tipo de actuación, así como el importe de la misma.

En este caso, los propietarios de las viviendas, una vez realizada la actuación por el instalador registrado, tendrán que resintonizar su receptor de televisión o su decodificador.

 

[5] Recibo la televisión mediante SAT-TDT. ¿Tengo que realizar alguna adaptación?

No. Este cambio no afectará a las viviendas que reciben la TDT mediante satélite.

 

[6] ¿Qué beneficios y/o ventajas tiene para los ciudadanos y la economía del país?

Las actuaciones derivadas de la liberación del dividendo digital tendrán un impacto muy favorable en la economía española: más de doce mil millones de euros en los próximos años, lo que equivale a alrededor del 1 por 100 del PIB. En el ámbito europeo, el impacto se ha estimado en 150.000 millones de euros. Además, se adelanta en un año el despliegue de redes de telefonía móvil de 4G a enero de 2014.